Bizcocho de plátano

Las mejores recetas

Receta fácil

Receta fácil

Dentro del mundo de los bizcochos podemos encontrar mil y una recetas diferentes, tanto la más sencilla hecha con la masa del huevo y la harina, como aquellos más elaborados con chocolate para hacer el efecto mármol, rellenos de crema, frutos secos o algo tan delicioso como la fruta o mejor aún, con una combinación de todos estos ingredientes.

En esta ocasión os vamos a dar una sencilla receta, la del bizcocho de plátano, el cual se prepara de una forma fácil y en muy poco tiempo.

Qué necesitamos

Para realizar esta receta necesitaréis estos ingredientes en vuestra cocina:

  • 3 plátanos (que estén bastante maduros y hechos puré)
  • 140 gramos de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 140 gramos de azúcar.
  • 140 gramos de harina con levadura.
  • 50 gramos de azúcar glas.
  • Una cucharadita rasa de levadura.
  • 2 huevos grandes batidos.
  • Virutas de plátano seco para la decoración.

La receta, paso a paso:

¿Ya has reunido los ingredientes? Perfecto, ¡vamos allá!

Comenzaremos calentando el horno a 180 grados y engrasando el molde en el que vamos a hacer el bizcocho. Podemos hacerlo con un poco de aceite y extenderlo con la mano o engrasarlo con mantequilla y después espolvorear un poco de harina.

Batiremos la mantequilla y el azúcar hasta que esté completamente esponjoso y después incorporaremos los huevos batidos junto a un poco de harina e iremos mezclándolo todo con unas varillas. Cuando se haya mezclado todo incorporaremos el resto de la harina tamizada, la levadura y el puré que hemos hecho con los plátanos maduros.

Lo mezclaremos y cuando esté listo verteremos la mezcla en el molde y lo meteremos en el horno durante una media hora, sin olvidarnos de comprobar si está hecho o no con el truco del palillo. Es recomendable recordar que no debemos abrir la puerta del horno hasta que no queden nada más que dos o tres minutos porque de lo contrario el bizcocho no subirá.

Cuando esté hecho lo sacaremos del horno y dejaremos que enfríe unos 20 minutos, lo desmoldaremos y lo pondremos en una rejilla para que enfríe correctamente por todos lados.

Mientras enfría echaremos el azúcar glas en un vaso con dos cucharaditas de agua para crear el efecto hielo. Cuando el bizcocho esté frío podemos cubrirlo con el azúcar glas y con un montón de trocitos de plátano seco.

Consejos para el bizcocho perfecto

Aunque el plátano seco se puede comprar ya preparado, podemos prepararlo de una forma muy sencilla y consiste en cortar rodajas muy finas de plátano y colocarlas sobre un papel parafinado sobre una bandeja de horno.
Lo meteremos al horno a unos 180 grados durante unos minutos, lo justo para que se deshidrate y se quede completamente seco y crujiente, pero teniendo cuidado de no quemarlo porque el sabor del plátano quemado no es nada agradable.

Para evitar que se puedan formar grumos con la harina, es recomendable tamizarla junto a la levadura y si no se tiene un tamiz se puede utilizar un colador de gran tamaño.